Formato de impresión



Niños triquis: el todo por el todo en la cancha


2013-10-23

“Seleccionamos a aquellos niños que den la vida en la cancha, que lo den todo, ya con el tiempo se les enseña la técnica, porque muchas veces los niños que saben jugar bien son los menos aplicados en los entrenamientos”, explicó.

Oaxaca, 23 Oct. (Notimex).- Son siete equipos con alrededor de 50 niños triquis en total, todos seleccionados bajo una única premisa: que lo den todo en la cancha, porque a jugar se les enseña con el tiempo, explica Ernesto Merino, uno de los entrenadores de la Academia de Baloncesto Indígena de México (ABIM).

Cada equipo forma parte de una categoría, sin embargo, detrás de esos 50 seleccionados hay por lo menos mil niños triquis más, quienes también desean pertenecer a esta Academia, hoy conocida mundialmente por el triunfo de sus equipos en torneos en México, Estados Unidos y recientemente en Argentina.

Con su sede principal en la zona triqui del estado, la ABIM realiza al año dos campamentos de alto rendimiento en los que realiza una selección de los niños indígenas triquis de entre 7 a 14 años que “den el todo por el todo en la cancha” al jugar el baloncesto, quienes formarán parte de la selección triqui.

“Seleccionamos a aquellos niños que den la vida en la cancha, que lo den todo, ya con el tiempo se les enseña la técnica, porque muchas veces los niños que saben jugar bien son los menos aplicados en los entrenamientos”, explicó.

Ernesto Merino, capacitado por Sergio Zúñiga -entrenador fundador y principal impulsor del equipo triqui- forma parte de un grupo de entrenadores triquis, quienes se encargan que los menores practiquen en cada una de las 23 comunidades de la zona triqui en las que ABIM tiene presencia.

Como parte de un proyecto de pacificación de esta zona, donde el antagonismo entre grupos ha vestido de luto decenas de familias, ABIM es sustentado y respaldado por el Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT), organismo que además cuenta con su propio partido local, el Partido Unidad Popular.

Gracias a ello, y a cuatro años de trabajo Sergio Zúñiga, su principal impulsor, hoy la participación de los niños es algo relativamente sencillo, lo difícil es lograr la implicación de las niñas triquis, en igual número que el los niños.

Más aún, el reto es lograr que los padres les permitan a esas 200 niñas que ya forman parte de la academia, salir de su comunidad, hecho que no les está permitido por los usos y costumbres de la zona.

A pesar de ello, existe una veintena de niñas que participan en la Academia, y al menos tres tienen el permiso de sus padres para salir de Oaxaca a las justas deportivas.

En tanto, el talento de los chicos ha atraído la atención de ligas como la NBA e inclusive algunas marcas de artículos deportivos y bebidas se han acercado ya a la Academia al ver el talento y el éxito alcanzado por los menores.

No obstante, el programa tiene una norma, es hasta los 15 años que los jóvenes triquis pueden salir a vivir fuera de su comunidad, una vez que han terminado su secundaria y estén totalmente afianzados en su idioma y su cultura.

Actualmente, los “Campeones de la Montaña”, como se les ha nombrado internacionalmente, se encuentran en periodo de exámenes para continuar con su preparación escolar y no perder su participación en la Academia.

Asimismo, Sergio Zúñiga y su equipo de entrenadores continúan con la preparación deportiva de los menores ante la cercanía de la próxima justa deportiva en la que habrán de participar los jóvenes basquetbolistas a realizarse en República Dominicana.


EEM



© Copyright ElPeriodicodeMexico.com