Formato de impresión



Religiones en el mundo, estadísticas


2010-01-12

La presencia relativa de los musulmanes ha crecido considerablemente, mientras la de los cristianos ha disminuido ligeramente. En el propio cristianismo, que entre tanto se ha convertido en la religión más universalmente.

Las estadísticas de las religiones del mundo son muy aproximadas. Fuera del Cristianismo, pocas religiones intentan mostrar registros estadísticos de sus membresías y aún Protestantes y Católicos emplean diferentes criterios de conteo.
 
Así, por ejemplo, en la Iglesia católica, todo bautizado es de por si un miembro mientras que en las Iglesias Protestantes solo se cuentan los que se han “unido”. La compilación de estadísticas se complica aún más para casos como China donde una persona puede ser al mismo tiempo Confucionista, Taoísta y Budista y en Japón ser al mismo tiempo Budista y Sintoísta.

Las personas que no profesan ninguna religión son no-creyentes, agnósticos, secularistas que han renegado de la religión, indiferentes a todas las religiones.

En el caso de China, se computa a los seguidores de las religiones tradicionales chinas, exceptuando al Budismo.

Por nuevas religiones se entiende a los seguidores del movimiento Asiático de nuevas religiones del siglo XX, movimientos de nuevas religiones en general, religiones radicales de nuevas crisis y religiones sincretistas no cristianas.

Actualmente, la población mundial crece con un 1,2% por año (p.a.). La gran mayoría (un 85%) de la población mundial tiene religión. Una tercera parte de la población mundial es cristiana, con un crecimiento de 1,4% p.a.. Una quinta parte de la población mundial es musulmana, con una tasa de crecimiento más fuerte, del 2,1%, p.a. El hinduismo está creciendo con un 1,7% p.a..  

En el curso del siglo XX, se han producido cambios considerables.

La presencia relativa de los musulmanes ha crecido considerablemente, mientras la de los cristianos ha disminuido ligeramente. En el propio cristianismo, que entre tanto se ha convertido en la religión más universalmente presente en la historia, se han producido cambios notables. A comienzos del siglo XX, sólo una tercera parte de los cristianos vivía fuera de Europa y América del Norte, mientras al comienzo de este siglo XXI, dos terceras partes de los cristianos viven e países en el Tercer Mundo. De esta manera, el cristianismo se ha convertido de religión de los ricos blancos en religión de los pobres no blancos. Con ello, el cristianismo no puede sino convertirse en una religión verdaderamente multicultural.  

Hace 100 años, se creía que, “dentro de una generación, toda la población mundial se convertirá al cristianismo”. Esto no se ha materializado, sobre todo porque se ha producido un fenómeno inesperado: una deserción fuerte del cristianismo a causa del secularismo (en Europa occidental), el comunismo (en Rusia y Europa oriental) y el materialismo (en América), lo que ha dado como resultado un crecimiento explosivo de la no-creencia, particularmente en el mundo tradicionalmente cristiano. Sin embargo, en las últimas dos décadas, la no-creencia ha venido disminuyendo ligeramente.

El mundo religioso se ha fragmentado, no sólo por divisiones internas, sino también por el surgimiento y la proliferación sorprendente de nuevas religiones, muchas de ellas surgidas a partir de las grandes religiones establecidas. De hecho, en la actualidad existen unas 10.000 religiones diferentes.      

Mientras en el curso del siglo XX, a nivel mundial, la población mundial ha crecido 3,74 veces, en América Latina se ha multiplicado casi 8 veces. El cristianismo se ha consolidado como la religión hegemónica, pero ha perdido su pretendido monopolio, en favor de otras religiones. Ha habido en América Latina un crecimiento general modesto de la presencia de grandes religiones del mundo, como también de las nuevas religiones, del espiritismo, y de la no-creencia.

Por otro lado, en las estadísticas se registra una reducción muy fuerte de las religiones indígenas -incluidas las religiones afro-americanas-, mucho más fuerte que a nivel mundial, donde su presencia ha sido reducido del 7,3% en 1900 al 3,8% en 2000.      

3. Los cristianos en América Latina

En América Latina, al final del siglo XX, el cristianismo mantuvo su hegemonía con un 93,7%. Actualmente, los analistas distinguen dentro de cristianismo seis grandes bloques: cuatro tradicionales, que son el catolicismo, el protestantismo, la ortodoxia y el anglicanismo; y dos bloques recientes: los "cristianos marginales" (mormones, testigos de Jehová) y las "iglesias independientes" que representan mayormente iglesias indígenas no blancas. Todos ellos están presentes en América Latina.

Dentro del cristianismo, el catolicismo perdió su casi monopolio, mayormente a favor del protestantismo y de las iglesias indígenas independientes que han crecido fuertemente en las últimas cuatro décadas. Las estadísticas demuestran también cuán dominante resulta el evangelicalismo en la presencia protestante en el Continente. Por otra parte, América Latina participa de lleno en la corriente pentecostalista/carismática que, a nivel mundial, va caracterizando el cristianismo ya con un 27,7%. Llama la atención que en América Latina los cristianos se caracterizan fuertemente por la "doble afiliación" (a más de una comunidad o iglesia a la vez) en un 15’4%, mucho más que en el resto del mundo, donde este fenómeno representa un promedio de 5,1 %.    

Fuentes: BARRETT, D.B.; KURIAN, G.T., JOHNSON, T.M., World Cristian Encyclopedia, 2nd Ed., Oxford, Oxford University Press, 2001, 2 Vols. Annual Statistical Table on Global Mission, en: International Bulletin of Missionary Research, 1998-2002      

Aumentan católicos en África, el resto del mundo se mantiene

La última edición del Anuario Estadístico de la Iglesia reveló que el número de católicos en el mundo se mantiene prácticamente invariable en los últimos cinco años, a excepción de África, donde la población creyente aumentó significativamente.

El documento, preparado por la Oficina Central de Estadística de la Iglesia y editado por la Libreria Editrice Vaticana , sostiene que los católicos del mundo aumentaron de mil 45 millones en el año 2000 a mil 115 millones en el año 2005, lo que significa un aumento del 6,7 por ciento. Este incremento está a la par del de la población mundial, actualmente establecido en 6,9 por ciento.

Los católicos representaron el 17,28 por ciento de la población mundial en el año 2000 y actualmente son el 17,25 por ciento.

África es el continente de mayor crecimiento católico con 18 por ciento, cifra significativa si se considera que la población total africana creció en este tiempo en menos del 14 por ciento.

La cifra de obispos pasó de 4.541 a 4.841, con un incremento del 6,61 por ciento, especialmente en Asia y América.

Los sacerdotes suman unos 405 mil 700 en el mundo y los lugares donde se han registrado más presbíteros nuevos son África y Asia con incrementos de 19,2 y 14,9 por ciento respectivamente. En América, las cifra se mantiene estable, así como en Europa y Oceanía. Esto es posible gracias al aumento de sacerdotes diocesanos –que crecieron en cuatro mil– pues los sacerdotes miembros de órdenes religiosas disminuyeron en tres mil. 


edwin2



© Copyright ElPeriodicodeMexico.com