Miercoles, 23 de Julio de 2014    03:07   No.  3070 AÑO VIII
Buscar en la Hemeroteca  Titulo Todo   
>Internacional - Economía

Mercados emergentes regresan a elite de Davos a la realidad

2014-01-26 19:31:00 Visitas: 228

Por Paul Carrel y Ben Hirschler

DAVOS, Suiza (Reuters) - Justo cuando estaba volviendo a adoptar una actitud presuntuosa, la elite global tropezó con una desbandada de inversores de los mercados emergentes, que fue un recordatorio de los riesgos que aún enfrenta la economía global.

Asistentes habituales del Foro Económico Mundial anual en Davos tomaron el sacudón como una advertencia de que las expectativas de una suave recuperación no son muy realistas, y que el proceso probablemente sería volátil y desigual.

La crisis de la zona euro ya superó su fase más aguda y el crecimiento está volviendo al mundo desarrollado, pero un resurgimiento alimentado en gran parte por toneladas de dinero del banco central es caprichoso.

La perspectivas de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos cierre su grifo de dinero, combinada con los problemas políticos en varios países emergentes, impulsó la salida de los inversores y expuso algunos de los problemas que quedan por resolver en las economías en desarrollo y en las más avanzadas.

"Escucho demasiado optimismo ahora", dijo ante el foro Larry Fink, presidente ejecutivo del grupo de inversión BlackRock.

"Creo que la experiencia del mercado esta semana será una indicación de este año completo. Vamos a estar en un mundo de mucha mayor volatilidad", agregó.

La vuelta del crecimiento en Estados Unidos, Japón y Europa esconde problemas, desde el desempleo crónico entre los jóvenes hasta la falta de habilidades y la creciente desigualdad, que enfriaron la arrogancia en Davos.

Los ejecutivos del sector tecnológico se mostraron exuberantes con los avances que están revolucionando la producción, la salud y las comunicaciones, pero otros advirtieron que esos avances podrían acabar con puestos de trabajo.

Los presidentes ejecutivos de empresas en Davos se quejaron más vocalmente que nunca sobre la falta de talento cuando tienen que contratar, a pesar del altísimo desempleo que azota tanto a países ricos como pobres.

En Occidente, demasiados jóvenes se están graduando en universidades caras acumulando elevadas deudas y las habilidades incorrectas. Y en países en desarrollo, una gran mayoría no están logrando su potencial económico.

El desempleo a nivel mundial alcanzó a cerca de 202 millones de personas en el 2013, un aumento de 5 millones frente al año anterior, reportó la semana pasada la Organización Internacional del Trabajo.

Joe Kaeser, presidente ejecutivo del gigante de ingeniería alemán Siemens, se preguntó si el mundo estaba realmente experimentando una recuperación económica.

"¿Nos sentimos bien porque lo que vemos está bien?", dijo. "¿O nos sentimos bien porque solamente hemos aliviado los dolores? ¿A cuántos de estos millones y millones de personas sin trabajo en Europa les hemos dado trabajo?".

CAMBIO GLOBAL

Este año será testigo de un marcado cambio en el balance entre los principales motores del crecimiento mundial, con Estados Unidos y otras economías avanzadas contribuyendo más y los mercados emergentes un poco menos que antes.

Las menores compras de bonos de la Fed reducirá la liquidez que ha inundado a los activos de más alto rendimiento de los mercados emergentes.

"Esperamos que este sea un año volátil para los mercados emergentes mientras la Fed reduce" el estímulo, dijo el secretario de Hacienda mexicano, Luis Videgaray, agregando que la volatilidad "ocurrirá a lo largo de la año mientas continúe la reducción".

A pesar de preocupaciones particulares en países como Argentina y Turquía, los ejecutivos aún están determinados a atacar a las crecientes clases medias en las nuevas megalópolis de Asia, Latinoamérica y Africa. Pero se están volviendo más selectivos.

La noción de agrupar varias economías como Brasil, Rusia, India y China ya ha desaparecido.

Fink de BlackRock dijo que el recorte de estímulo de la Fed era sólo una excusa para la agitación en algunos mercados emergentes. El motivo real era "malas políticas" en los países afectados.

El jefe de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, cuya compañía tiene plantas en muchos países emergentes dijo: "Cuando inviertes en mercados emergentes tienes que estar listo para los altibajos".

En el corto plazo, los inversores están preparados para más bajas.

"Estamos en la cúspide de una desaceleración en los mercados emergentes", dijo Scott Gordon de Taconic Capital Advisors. "Hay una mayor proporción de crecimiento de mercados desarrollados que impulsará a la economía global".

RIESGO DE COMPLACENCIA

Con todo, las economías avanzadas también tienen que trabajar para poner la casa en orden.

"La complacencia es tanto el positivo como el negativo de Davos este año", dijo John Studzinski, jefe global de Blackstone Advisory Partners.

"Por un lado, ya no estamos viendo la ruptura de la zona euro y la gente está más relajada. Por el otro, la gente no está prestando atención a las cosas que debería, como la reforma educativa necesaria para resolver los desfases en la mano de obra, particularmente en Europa y Estados Unidos".

Y pese a que las cifras de crecimiento están mejorando, pocos ciudadanos están sintiendo la recuperación. Un sondeo de la consultora Alix Partners entre 6.000 adultos en seis países europeos hecho a mediados de enero mostró que el 71 por ciento de los encuestados veía a la economía igual o peor durante el próximo año.

Christine Lagarde, la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió a las autoridades que "algunos de los viejos riesgos todavía no han sido completamente resueltos", a lo que se suma la amenaza de deflación en Europa.

Uno de los casos en cuestión es el plan de la Unión Europea de limitar las posibilidades de los bancos de hacer apuestas de mercado con su propio dinero, que Alemania y Francia han criticado, advirtiendo en un documento al que tuvo acceso Reuters que podría poner en juego la delicada recuperación.

En algunos casos, las autoridades europeas ni siquiera pueden ponerse de acuerdo en los problemas que deberían estar atacando.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, mostró públicamente su desacuerdo con la visión del comisionado de Asuntos Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, de que una prolongada inflación baja en la zona euro haría más complicado un necesario rebalanceo económico.

Schaeuble calificó esa opinión como una "tontería".

Tanto Rehn como el ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, dijeron que el Parlamento Europeo aún podría "mejorar" un complejo sistema para liquidar bancos en problemas acordada por la UE el mes pasado. Schaeuble dijo que había poco margen para un cambio sin violar los tratados de la UE.

Joe Jimenez, presidente ejecutivo del laboratorio suizo Novartis, dijo que la conversación en Davos había cambiado de cinco años de angustia por la crisis financiera a discursos sobre la recuperación económica, pero las empresas todavía tenían dudas sobre los niveles de inversión que podrían impulsar un crecimiento duradero.

"Si tuviéramos la certeza, creo que verían más y más compañías alrededor del mundo yendo hacia adelante en términos de inversión", dijo.



EEM

INVITACION2



Asistentes habituales del Foro Económico Mundial anual en Davos tomaron el sacudón como una advertencia de que las expectativas de una suave recuperación no son muy realistas, y que el proceso probablemente sería volátil y desigual.
>
>
>
>
>


Copyright © 2013 ElPeriodicodeMexico.com
Todos los derechos reservados.